14.9 C
Cuernavaca, MX
Jueves, febrero 22, 2018
Inicio Especiales El Callejón del Diablo, la magia perdida de Cuernavaca

El Callejón del Diablo, la magia perdida de Cuernavaca

71

El callejón del diablo; es este el nombre oficial de uno de los puentes más famosos de la ciudad de Cuernavaca, el cual conecta a las calles Francisco I. Madero y a la avenida Morelos, el lugar cuenta decenas de leyendas acerca de eventos paranormales, así como una de las historias más importantes de la ciudad.

Cuando Cortés cruzó

Según inscripciones documentadas en el Códice Municipal de Cuernavaca y en las placas colocadas en la entrada y salida de la vereda, así como en la esquina del puente, se relata que el famoso Callejón del Diablo surgió tras un pasaje histórico en el que conquistador Hernán Cortés cruzó el entonces voladero de cinco metros de longitud montado en su caballo Rucio, cuando era perseguido por guerreros Tlahuicas; la leyenda dice que el demonio ayudó al español a salvar su vida.

Hasta la fecha, el famoso callejón del diablo, el cual mide aproximadamente 20 metros, sigue siendo un lugar enigmático, lleno de misterio e historia, en la actualidad funge como el paso para decenas de automovilistas y peatones que a diario transitan por el lugar.

Caminando por  lugares misteriosos

El callejón  aparte de estar rodeado de algunas viviendas, está acompañado de dos lugares que sobresalen, el primero, es el monasterio comboniano, el cual fue los primeros en  establecerse en el lugar, por otra parte, se encuentra justo a la mitad del callejón, “El jaguar” un lugar lleno de misterio, el cual brinda servicios de brujería. Estos dos lugares que caracterizan al callejón forman parte de la esencia del sitio, el cual, hasta el momento sigue siendo uno de los lugares más enigmáticos y misteriosos de Cuernavaca

Testigo  de las leyendas

Hugo Roberto Catalán Molina, percusionista de profesión y  quien hace 31 años llegó a vivir al lugar, narra parte de la historia del callejón del diablo, como la mayoría de los datos históricos lo señalan, don Hugo cuenta que Hernán Cortés atravesó dicho lugar sobre su caballo tras ser perseguido por un grupo de guerreros Tlahuicas, este fue ayudado por el diablo, quien facilitó su entrada a lo que en aquel entonces era conocido como Cuauhnahuac.

Al preguntarle si después del tiempo que lleva viviendo en el lugar ha notado cambios significativos, él asegura que en realidad casi todo sigue igual, lo más sobresaliente ha sido la pavimentación de la calle; la cual fue mandada a pavimentar por el entonces Presidente Municipal Ramón Hernández Navarro, quien habitaba una casa que se encuentra a espaldas del lugar. Don Hugo cuenta que cuando la calle aún era de terracería, no era tan transitada como ahora, a partir de este cambio  aumentó el paso de transeúntes y automovilistas, otro de los cambios más importantes que ha tenido el callejón es el establecimiento del famoso negocio  “El jaguar” el cual forma parte importante del callejón y es quien mandó a poner la virgen de Guadalupe que se encuentra casi en la entrada de la vereda.

Tras 31 años de vivir en el sitio, don Hugo cuenta cómo transcurre la vida cotidiana en tan enigmático lugar, asegura que los días son casi normales, en compañía de su hijo a diario ve pasar a los estudiantes que atraviesan para llegar a la secundaria #1 ubicada en la avenida el Mirabal, así como a las decenas de automóviles que día a día utilizan el puente como un atajo para llegar a la avenida Morelos, sin embargo, Hugo narró la anécdota de un acontecimiento paranormal; recuerda que un día, se encontraba en compañía de su hijo, sentado al lado de la puerta de entrada de su casa, la cual se encontraba abierta, eran aproximadamente las 8:00 de la noche, cuando su hijo y  él se percataron de la presencia de una mujer vestida de blanco la cual caminaba a lo largo del callejón, al llamar su atención don Hugo y su Hijo decidieron asomarse para percatarse de que la mujer siguiera caminando en el lugar, sin embargo, Don Hugo afirma que  esta desapareció unos segundos después de haber pasado frente a su casa.

A pesar de  lo que se especula sobre la inseguridad  del lugar,  Don Hugo asegura que al menos él nunca ha sido testigo de algún acto delictivo, por el contrario, lo único que sucede, sobre todo los fines de semana, es  que una  gran cantidad de automóviles transitan por el lugar, a lo que él considera como estrellas, ya que son tantos, que resultan difíciles de contar.

Así es como transcurre la vida cotidiana en tan aclamado zona, Don Hugo a sus 74 años y al ser el último integrante de su familia  habla sobre el gran  valor sentimental que ha adquirido el famoso callejón del diablo, a raíz de todas las historias, mitos y leyendas que ofrece el lugar.

La esencia de Cuernavaca 

Quizá la ciudad de Cuernavaca haya sufrido varios cambios, haya sido víctima de la delincuencia, muchas cosas como edificios y lugares históricos han sufrido cambios tras el paso del tiempo, sin embargo a pesar de haber pasado tantos años, el callejón del diablo ha conservado su esencia, al estar acompañado de una de las barrancas más importantes del estado de Morelos, la barranca de Amanalco, se ha podido conservar su esencia llena de misterio, creando un clima perfecto para acompañar a todas las historias y leyendas que se cuentan acerca del lugar,  conservando uno de los sitios más famosos e importantes para la ciudad de Cuernavaca.

Fotografías: Tizoc Cuéllar

%d bloggers like this: